Suscríbete ahora

Recibe cada semana una cuidadosa selección de lo que nos inspira.


Nombre
Apellidos
Email
Jamás te enviaremos spam

De niña siempre imaginaba historias en cada lugar que visitaba, y casi siempre lo que imaginaba estaba relacionado con mis sueños o mis pesadillas, después encontré en el arte la manera de seguir haciéndolo sin ningún límite.  Ahora me dedico a capturar momentos de la vida real y los modifico para que la gente pueda ver lo que yo imagino. Me gusta creer que puedo convertir la esencia de las cosas en algo visible.

Xanath Mirell

Me encanta la perspectiva de esta artista porque, al mirar su trabajo con atención, uno puede sentir que se encuentra dentro de un sueño. Fue por eso que decidí entrevistarla, porque creo que ella es una artista con mucho talento y potencial en su profesión. Espero que nuestros lectores también se interesen por el trabajo de esta joven fotógrafa poblana y puedan acercarse a su obra.

Conocí a Xanath hace dos años por casualidad en un bar. Me llamó de inmediato la atención porque era una de esas personas que te transmiten paz con sólo sonreírte. Platiqué con ella y me contó que se dedicaba a la fotografía. La conocí mejor y me di cuenta de que como artista, ella tiene algo muy especial que contar, posee un sello tan personal que sus fotografías siempre se distinguen del resto.

7

¿Qué te inspiró a tomar fotografías?

X: Híjole, fueron como dos cosas. Una es que soy pintora frustrada, entonces cuando era niña dibujaba mucho y mi papá me metió a tomar clases de pintura con adultos; como eran grandes, pintaban súper padre y yo quería aprender a dibujar como ellos. Hasta que entré a la universidad y tuve la clase de fotografía, me di cuenta de que sacando fotos era más fácil plasmar lo que yo me imaginaba, porque siempre me ha llamado más la atención la construcción de imágenes que la captura de una imagen real, por así decirlo.

Entonces me dije a mí misma: si no sé pintar o dibujar puedo utilizar la fotografía para plasmar lo que quiero, también comencé a comprar una revista que se llamaba picnic y me gustaba un buen; así que me la pasaba leyendo sus artículos y en uno de ellos aparecía una chava que se llamaba Miss Aniela, me llamaron mucho la atención sus autorretratos, por así decirlo, las selfies de ese momento (ríe). Me latió mucho que ella, con una cámara súper equis, se tomara fotos y las editara con Photoshop.Me inspiré en ella y empecé a subir mis autorretratos a una red social llamada Flickr.

¿Cómo comienzas tus proyectos?

X: Lo primero que hago cuando voy a comenzar un proyecto ya sea personal o profesional es tratar de empaparme de imágenes que tengan que ver con el concepto o la idea que quiero plasmar; trato de escuchar música que tenga que ver o que me remita a lo que me imagino, me meto a internet y empiezo a investigar, a buscar imágenes o películas que me recuerden al proyecto que voy a realizar.

En ocasiones, incluso comía cosas que me pudieran recordar a la sensación que quería plasmar. En pocas palabras trato de involucrar a mis cinco sentidos, para que estén totalmente inmersos y enfocados a lo quiero sacar del proyecto; para que así sea más fácil transmitir lo que quiero a los demás.

¿En cuáles corrientes del arte te inspiras?

X: Me inspiro sobre todo en el naturalismo y el surrealismo, quiero que cuando alguien vea mis fotos sienta que está en un sueño y que ahí se rompe con la lógica y con lo estático de la realidad. También me gusta mucho el dadaísmo porque para mí son los punks del arte, y en ese sentido, creo que rompieron con muchos paradigmas de su época.

¿Crees que la fotografía puede ser sólo un pasatiempo o se debe tomar con pasión?

X: Creo que puede tomarse de ambas formas, sin duda es un pasatiempo para muchos, porque la fotografía es muy libre. Creo que muchas personas tienen una gran habilidad para tomar buenas fotografías. También hay quienes lo toman de una forma muy apasionada y logran cosas realmente increíbles que parecen ser irreales.

¿Qué es lo que te gustaría aprender para poder disfrutar más tu profesión?

X: Lo que más me gustaría aprender es disfrutar la fotografía, mi trabajo. Sin tener que preocuparme por lo económico; poder administrarme de forma que mi creatividad no se vea afectada por este factor y este estrés. Que pueda dedicarme a crear sin tener que preocuparme tanto por esa parte de mi vida.

Me gustaría aprender a gestionar tanto mi dinero como mi tiempo, creo que ambas cosas son muy importantes para alcanzar un equilibrio. Hacerlo para poder estar más ligera a la hora de crear y, así, tener la mente más limpia para otras cosas.

¿Por qué decidiste dedicar tu vida a la fotografía?

X: Porque la fotografía es muy visceral, tienes que conocer a las personas, pero sobre todo te tienes que conocer bien a ti mismo y conocer mucho las reacciones de lo demás, saber bien qué es lo que quieres. La fotografía conlleva un trabajo constante de introspección y de comunicación; me gusta que sea una forma de comunicación no verbal. Para mí la fotografía puede decir más porque puedes expresar mejor tus emociones, tus sentimientos.

Las personas cuando ven una fotografía pueden entender todo un libro (sentimentalmente hablando), es algo que no puedes explicar con palabras.Me encanta que sea algo tan inmediato. Cuando lo ves no puedes evitar sentir una catarsis; no es como un libro que tienes que esperar más tiempo para lograr ese efecto. La fotografía utiliza un lenguaje mucho más universal, el lenguaje de las emociones.

Rubí López Velázquez

Rubí López Velázquez

Editora

Amante de la literatura y el cine. Me interesan los temas sobre activismo ciudadano y feminismo. Soy modelo de arte y tengo dos gatos.

Pin It on Pinterest

Share This